martes, 23 de mayo de 2017

¡Hasta pronto!

Parece que fue ayer cuando conocíamos a Pilar, nuestra profesora de plástica, pero esto fue en Febrero y en esos meses han pasado grandes cosas, cosas que me han hecho reflexionar como persona, cosas en las que pensaba "¿Esto es una clase de universidad? ¡Las quiero todas así!. Pero sobretodo, he aprendido más que en ninguna asignatura que haya tenido en mi vida: he aprendido (y sigo aprendiendo) a quererme a mi misma, a que el mundo está lleno de estereotipos que debemos dejar atrás si queremos avanzar y a que los sueños, en muchas ocasiones, nos están diciendo cosas sobre nosotros mismos. 

Ayer, finalmente, llegó la despedida, el día en el que todos exponíamos nuestros vídeos explicando qué había sido para nosotros esta asignatura. Muchos de los compañeros optaron por llevarse su vídeo a lo personal y contar experiencias suyas, tanto de la infancia como de ahora, tanto buenas como malas. A esas personas les digo: gracias por compartir con nosotros momentos tan personales. 

Esto ha sido todo, por ahora, porque aún nos quedan 3 años más de carrera, tres años en los que podemos aprender miles de cosas, tres años para reflexionar. Por eso esto no es un adiós al blog, es un hasta pronto. 


Victoria García Magro 

jueves, 18 de mayo de 2017

Me gustaría compartir un texto de Paulo Coelho que se llama cerrando círculos el cual me dijo una persona que me lo leyera y lo interiorizara y me he sentido muy identificada, me ha hecho abrir los ojos en muchos sentidos y darme fuerzas para seguir adelante y cerrar un capítulo de mi vida que realmente me estaba matando por dentro. Hay que mirar al futuro, vivir el presente y dejar de mirar al pasado, ya que con esto solo conseguimos hacernos daño preguntándonos por qué esto fue así, por qué hice esto en ese momento... Es hora de cerrar el círculo.

Cerrando círculos

Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella más allá del tiempo necesario, pierdes la alegrí­a y el sentido del resto. Cerrando cí­rculos, o cerrando puertas, o cerrando capí­tulos, como quieras llamarlo. Lo importante es poder cerrarlos, y dejar ir momentos de la vida que se van clausurando.

¿Terminó tu trabajo?, ¿Se acabó tu relación?, ¿Ya no vives más en esa casa?, ¿Debes irte de viaje?, ¿La relación se acabó? Puedes pasarte mucho tiempo de tu presente “revolcándote” en los porqués, en devolver el cassette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho. El desgaste ya a ser infinito, porque en la vida, tú, yo, tu amigo, tus hijos, tus hermanos, todos y todas estamos encaminados hacia ir cerrando capí­tulos, ir dando vuelta a la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la vida y seguir adelante.

No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos porqué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltarlo, hay que desprenderse.
No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardí­os, ni empleados de empresas inexistentes. ¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!

Por eso, a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, romper papeles, tirar documentos, y vender o regalar libros.

Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que dar vuelta a la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente…

El pasado ya pasó. No esperes que te lo devuelvan, no esperes que te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de quién eres tú… Suelta el resentimiento. El prender “tu televisor personal” para darle y darle al asunto, lo único que consigue es dañarte lentamente, envenenarte y amargarte.

La vida está para adelante, nunca para atrás. ¿Noviazgos o amistades que no clausuran?, ¿Posibilidades de regresar? (¿a qué?), ¿Necesidad de aclaraciones?, ¿Palabras que no se dijeron?, ¿Silencios que lo invadieron? Si puedes enfrentarlos ya y ahora, hazlo, si no, déjalos ir, cierra capí­tulos. Dite a ti mismo que no, que no vuelven. Pero no por orgullo ni soberbia, sino, porque tú ya no encajas allí­ en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en esa oficina, en ese oficio.

Tú ya no eres el mismo que fuiste hace dos dí­as, hace tres meses, hace un año. Por lo tanto, no hay nada a qué volver.

Cierra la puerta, da vuelta a la hoja, cierra el cí­rculo.





                                                                                                    Marina Ruiz Cerezo

miércoles, 17 de mayo de 2017

Día Internacional Contra la Homofobia

Hoy, 17 de mayo, es el Día Internacional Contra la Homofobia, puesto que un día como hoy hace 21 años la OMS declaró que ser homosexual no era ninguna enfermedad mental sino una orientación sexual más.

Es increíble como aún, en pleno siglo XXI, haya gente que piense que las personas que se sienten atraídas por su mismo sexo sean enfermos que tengan que curarse. La homosexualidad no es ninguna enfermedad, sino una orientación sexual como puede ser la heterosexualidad, la bixesualidad o la asexualidad. Sin embargo, en mucho países se sigue condenando a este colectivo, los cuales tienen que vivir escondidos sólo por el hecho de no amar a alguien del sexo contrario.

No entiendo como estas personas son discriminadas por el hecho de amarse, porque ahí está la clave de todo: el amor. ¿Por qué está mal visto que dos personas del mismo sexo se casen por amor y no que dos personas del sexo opuesto se casen por obligación? ¿Por qué una pareja heterosexual tiene muchos más derechos a la hora de adoptar que una pareja homosexual?

Creo que si la gente dejara atrás sus perjuicios, verían que el amor no entiende de sexos, hasta entonces tendremos que tener días como estos que nos recuerden que, hasta hace 21 años, ser homosexual era considerado una enfermedad.





Victoria García Magro 

domingo, 14 de mayo de 2017

Eurovisión 2017

El festival de la canción de Eurovisión es un concurso televisivo anual, en el que participan interpretes de las televisiones cuyos países son miembros de la Unión Europea, con excepciones, ya que desde hace unos 50 años participa Israel y desde hace 3 Australia. Se retransmite en televisiones de todo el mundo, desde Asia hasta América, está al mismo nivel que la Super Bowl en cuanto ha visionados.

En España no está bien visto ver Eurovisión o al menos reconocerlo públicamente,y mucho menos considerarse un eurofan. Lo que más gracia me hace es que luego la mayoría de las personas que se quejan de que siga existiendo ven el programa año tras año y, ¿para que?, pues simplemente para poder criticar y reírse siempre de la persona que nos represente a nosotros. Siempre hemos tenido la manía de menospreciar lo nuestro y alabar lo de los demás y esto se repite todos los años. 

En España, en vez de buscar lo bueno de nuestra actuación e intentar animar a nuestro representante (aunque no nos guste) nos reímos de él, le avergonzamos y nos burlamos. Quería escribir esto porque me parece indignante todo lo que está pasando en las redes sociales. Ayer fue el festival de Eurovisión de este año, Manel Navarro, nuestro representante, interpretó una canción de estilo playero y desenfadado, para mi gusto nada eurovisivo, no creo que tuviese opción de ganar, pero no lo hizo nada mal, pero como en España tenemos esa costumbre de desprestigiar lo nuestro y alagar lo extranjero al minuto de terminar la actuación las redes ardían, y no para animar a Manel y mostrarle apoyo, sino para burlarse de un supuesto "gallo" que hizo al final de la canción. He de reconocer que viendo la actuación no noté nada, pero ahí estaban las redes una vez más para recalcarlo. 


Al final no se si por intereses o porque realmente la canción no le gustaba a la gente quedamos en ultima posición con solo 5 puntos. Lo bueno es que Manel es un chico de solo 21 años, que está empezando en el mundo de la música, así que espero que esto no le hunda y siga con su sueño. 

Volviendo al tema de la entrada, queria comentar lo que más me gustó o me llamó la atención de la gala de este año. Para empezar, hablar de la canción ganadora. 

Este año y por primera vez en las 62 galas que lleva el concurso, el país que se ha proclamado ganador ha sido Portugal. Nuestros vecinos llevaban un par de años sin presentarse, y casi siempre cuando se presentaban no lograban pasar a la gran final, pero este año partía como una de las dos canciones favoritas y al final ha conseguido alzarse con el premio. Presentaron una canción de estilo bossa nova, que parece más una nana que una balada romántica, llamada "Amar pelos dois". Su interprete Salvador Sobral mostró una gran sensibilidad, mucha delicadeza, puede ser que en parte fuera por la enfermedad cardíaca que padece, por la que necesita un trasplante nuevo de corazón y por la que se perdió los primeros días de ensayo. Los que lo vieron en actuaciones y ensayos anteriores dicen que gracias a la pasión que siente por el jazz cada vez que canta hace suya la canción en función de como se sienta en ese momento, lo que la hace única, ya que nunca suena igual. Pese a todos los contratiempos ha ganado, al igual que su hermana que se alzó con el titulo de mejor compositora. 
Y aunque yo ayer (echemosle la culpa a que soy española) le critiqué un poco debido al tono de la canción y su ritmo, he de reconocer que es una canción y una interpretación brillante, de una belleza delicadísima. Es un muy justo ganador.


La otra canción que partía como posible ganadora y una de mis favoritas era "Occidentali's Karma" interpretada por el artista italiano Francesco Gabbani. Es una canción que transmite un buen royismo increíble desde el primer segundo, pero que en realidad la canción no es solo eso, tiene un gran trasfondo. En su letra crítica la superficialidad que tiene ahora todo el mundo con esto de las modas, sobre todo con las mentalidades orientales, como una persona que no entiende esas ideas es capaz de fingir que les interesa solo por apariencia. Además la canción es en gran parte filosófica y nunca antes se había presentado algo parecido. Para que la crítica fuese aún más evidente uno de los bailarines iba disfrazado de gorila, lo que me pareció super original y muy divertido.


Pero sin duda la canción con la que mejor me lo pasé fue la del grupo Sunstroke Project, fue el encargado de llenar el estadio de ritmo, se veía a todo el público bailando ya que durante toda la actuación los integrantes del grupo realizaron una coreografía bastante pegadiza. Destacar sobre todo la interpretación del saxofonista, porque normalmente asociamos el saxofón con la musica clásica, pero esta canción de clásica tiene poco. Hace un par de años se presentaron con un tema muy bueno, pero sin duda con este se han superado. 


Y como no podía ser de otra forma viviendo en el mundo machista en el que vivimos, varios medios durante estos días previos han estado haciendo encuestas para elegir a la participante más bella y la más sexy del festival, y este año le ha tocada a la joven cantante Alma, que representaba Francia. En vez de hablar de la bonita canción que interpretaba, de la seguridad y el cariño que desprendía cuando la cantaba hablan de sus maravillosas piernas.
Tengo que admitir que según iba escuchando la canción ayer más me iba gustando la letra, transmitía un mensaje muy positivo y una visión del amor muy realista. 


Y si, lo reconozco, me gusta ver Eurovisión. ¿Por que? Pues porque me encanta ver como gente de todo el mundo se une para ver música en directo, sea o no para apoyar a su representante y porque puedo ver música muy buena en otros idiomas y, aunque no me entero de nada, me transmiten buenas energías, como ayer me pasó con Bielorrusia. Jamás se me ocurriría que una canción en bielorruso me pudiese poner a bailar y me hiciese sonreír tanto. Me encantó desde la estética boho de su estilismo, hasta la escenografía sacada de un sueño, y como no, la felicidad y armonía que transmiten los dos interpretes juntos. 

Pero eso es lo bonito de este festival, poder ver música en directo, que últimamente está desapareciendo de las televisiones con esto de las nuevas tecnologías; canciones en otros idiomas (y tratar de enterarte aunque en realidad no entiendas nada), y estilos tan variados: desde el canto tirolés de Rumanía (actuación que mucha gente a calificado de micro machismo debido al beso que el cantante intenta darla al final), gente que canta a dos voces como Croacia, hasta el pop puro copiado de Justin Timberlake de Suecia, pasando por la interpretación teatral de Suecia. También pudimos ver un récord en directo, el de la cortina de pirotecnia mas larga de la historia del festival, la verdad es que fue preciosa, en ese momento Dinamarca era el país que se encontraba en el escenario.


Por último hablar del país anfitrión Ucrania. El año pasado no me gustó que ganara, ya que su canción trataba un tema comprometido, como es una guerra, pero este año se lució bastante siendo el único país que presentó un grupo de rock alternativo que fue una de las pocas notas diferentes entre tantas canciones monótonas. 




Esther Santofimia Garrido

jueves, 11 de mayo de 2017

Los cuentos infantiles


Los cuentos tienen una gran importancia para los niños, ya que estimulan la imaginación y son utilizados como una herramienta didáctica con  la que van desarrollando el lenguaje.
Desde la infancia escuchamos cuentos que nos relatan historias fantásticas con héroes, malvados personajes, animales que hablan, hadas… Estas historias nos dejan una enseñanza o moraleja que muchas veces puede ser clara y evidente. Sin embargo, hay otra perspectiva de los cuentos de hadas, con mensajes ocultos que tienen una influencia subconsciente.
Los cuentos aportan importantes mensajes tanto de forma consciente como inconsciente, por lo que los niños, cuando leen o escuchan un cuento popular, ponen en juego su imaginación, y, en algunas ocasiones, pueden llegar a reconocerse a sí mismos en el personaje central. Así, el cuento le permite trabajar con los conflictos internos de su personalidad.

Por otro lado, en las películas de Disney se ha tenido la sospecha de esconder mensajes sexuales subliminales en sus películas, que quedan atrapados en el subconsciente. Destacan desde palabras poco apropiadas escritas en el cielo de El Rey León a un lenguaje muy sugerente en Aladdin.





Paula Muñoz García

lunes, 8 de mayo de 2017

Tradición

Tradición. Una palabra muy criticada últimamente, no muy bien vista y que los jóvenes describen como cosas que están un tanto anticuadas. Ahora parece que todo el mundo quiera romper con lo que se ha hecho y transmitido durante toda nuestra historia, y quizá yo sea de las primeras que defiende estas nuevas ideas y mentalidades, pero no creo que todas las tradiciones sean malas, si me hablas de la "tradición" de matar toros o perseguirlos por un campo hasta darles caza entonces sí. Pero existen también tradiciones bonitas como la que os quiero enseñar.

Se trata de las romerías, una fiesta católica que consiste en hacer un viaje de peregrinación hacia un santuario o ermita situado normalmente fuera de las ciudades, en medio del campo. Y no es que defienda la religión, ni el culto, defiendo la acción, el sentimiento de los romeros. 

Este pasado 1 de mayo fue la romería de mi pueblo y como este año no he ido he decidido hacerle este homenaje a él y a su patrona. 

                                    Resultado de imagen de torrecampo cordoba

Torrecampo es un municipio andaluz que se encuentra en Córdoba, en la comarca del Valle de los Pedroches, al norte de la provincia. Como ya he dicho cada 1 de mayo se celebra su romería, todos los romeros se desplazan hasta el Santuario de la Virgen de Veredas. Va hasta allí todo el pueblo sean o no creyentes, es un día en el que todo el pueblo está unido, es uno. Para mi lo más bonito es pasar el día con toda mi familia y amigos en ese paraje natural junto al arroyo Guadamora mientras se escuchan las canciones romeras. Allí luego se realiza una misa especial y se saca a la virgen de procesión. 
                                    Resultado de imagen de ermita de virgen de veredas

El sentimiento que se respira en el ambiente es muy fuerte, porque todo el mundo le tiene mucho cariño a la patrona del pueblo aunque no sean creyentes. La imagen solo se puede ver fuera de la ermita ese día, por eso es tan importante para todos. 

Cuenta la historia que un pastor en el siglo XV paseando por el monte un primero de mayo se encontró a una virgen, la chiquitita, en tierras moras, por lo que la cogió y se la llevó metida en su zurrón al pueblo, pero cuando llegó había desaparecido, regresó entonces al punto donde la había visto y allí estaba, así sucedió hasta tres veces. Cuando el pueblo se enteró acudió al lugar, comprendieron que el lugar donde la virgen quería estar era ese y en ese punto se encuentra ahora la ermita. Fue muy venerada sobre todo por los pastores, de ahí le viene el nombre. 

Esta es la virgen que encontró el pastor en el siglo XV.
                                                 
La imagen ha sufrido también ataques, lo que hace que Torrecampo y muchos pueblos circundantes la quieran incluso más. Fue decapitada por los franceses por lo que tuvieron que reconstruirle otra vez la cabeza y luego en la Guerra Civil recibió dos tiros, uno es el punto que tiene en la frente, pero como no la llegó a romper los torrecampeños decidieron dejarla así como recuerdo. 

La Virgen de Veredas fue coronada canónica en 1995, pasando así a este selecto grupo de imágenes.

Resultado de imagen de virgen de veredas
Imagen del paso de la Virgen de las Veredas. 
                                                   
El tema principal de este blog es el arte ¿no?, que os parece la imagen de la Virgen de las Veredas como obra de arte, como una gran talla de madera de pino policromada. Durante muchos años estuvo vestida como pastora pero en el siglo XX decidieron que merecía vestir de reina. Creo que es una obra de gran realismo, no se si en la foto se pueden apreciar bien los detalles, pero de cerca la cara parece la de una persona de carne y hueso, con los ojos oscuros y profundos. Además de todos los detalles que no se pueden ver en el manto. 

Espero que ahora entendáis porque defiendo la palabra tradición, salvo excepciones que ya he dicho antes; que os haya conseguido transmitir al menos un poco del sentimiento que llevamos los romeros dentro y que ahora os apetezca ir a Córdoba y por su puesto a Torrecampo para ver a la Virgen de las Veredas.



Esther Santofimia Garrido


Arte por Euskadi


Este pasado puente de mayo tuve la suerte de poder ir con mi familia a visitar Bilbao y sus alrededores. Y tuvimos que hacer una parada obligatoria para ver el museo Guggenheim. 
                                                           
                                                        Resultado de imagen de fotos del museo guggenheim de bilbao

En una guía de viajes leí que estaba reconocido como uno de los mejores museos de arte moderno a nivel mundial, y debo decir que aunque lo que vimos por dentro me encantó me quedo sin duda con su estructura, con su arquitectura, de cerca es mucho más bonita e impresionante que en fotos. 

El edificio fue diseñado por el arquitecto canadiense Frank Gehry y es de estilo deconstructivista al igual que muchas de sus otras obras, como el Walt Disney Concert Hall en los Ángeles, La Casa Danzante en Praga, etc. Dependiendo de por donde mires el museo te parece ver una cosa u otra, desde la calle de arriba parece un barco, desde dentro parecían tentáculos que subían por las paredes... 

Dentro pudimos ver la colección continúa, la propia, cuyas obras son bastante abstractas y algunas de ellas apenas comprensibles para mi gusto, ya que prefiero el arte más bien antiguo. Pero yo me quedé con ganas de ver la película del artista francés Pierre Huyghe, "Máscara humana", ya que es un tema que hemos tratado en clase varias veces, el tema de las apariencias, lo que creemos que es y que no es, la capa que nos envuelve a todos para protegernos del exterior, de los demás. En ella, como en todas sus obras, mezcla animales con humanos y marionetas, crea un mundo parecido al real pero que no lo es tanto. En esta ocasión, por lo que pone en el panfleto, aparece un mono disfrazado de niña en un mundo devastado y vacío. 

                          

Y por último quería hablaros de otro sitio, un poco más al norte y que aunque no es un museo ni alberga arte es en sí arte. Se trata de San Juan de Gaztelugatxe que traducido al castellano sería algo parecido a "castillo peligroso", nombre que le viene como anillo al dedo ya que se trata de una ermita en un peñón en medio del mar entre Bermeo y Bakio. Una ermita que ha sido lugar de culto para peregrinos, punto estratégico en varias guerras bélicas, que sirvió como refugio, etc. Para llegar hasta ella debes subir los 241 escalones que la conectan con tierra firme, aunque creo que conté por lo menos 400. Ahora existe la tradición de tocar la campana tres veces y pedir un deseo, así la subida merece aún más la pena. 



Esther Santofimia Garrido

martes, 2 de mayo de 2017

1 de mayo: Día del Trabajador


Desde pequeños siempre nos han preguntado o nos hemos preguntado a nosotros mismos qué queríamos ser cuando fuéramos mayores. A lo largo de nuestra vida quizás hemos ido cambiando la respuesta, quizás teníamos más de una respuesta, quizás lo teníamos muy claro o quizás no teníamos ni idea. Pero aquí estamos. Tomando esa decisión de la que va a depender toda nuestra vida. Eso sí, con toda la influencia que nos ha podido transmitir nuestro entorno: personas que piensan que lo importante serán las vacaciones, otras que piensan solo en el dinero, las que no tienen un interés especial y ya por último las que apuestan por su vocación, es decir, por sus gustos.

Si tenemos suerte podemos encontrarnos con personas que de verdad tienen pasión por lo que hacen y lo saben transmitir, saben poner el corazón en su trabajo todos los días a pesar de todo construyendo su vida dignamente. Pero si no tenemos tanta suerte podemos encontrarnos con personas frustradas que nos hacen creer que hay cosas que son solo para unos pocos. A esta idea me opongo totalmente. Que nadie pierda la ilusión de que uno puede llegar a ser lo que quiere mientras lo desee y trabaje duro para conseguirlo, dando lo mejor de sí mismo. Puede ser difícil pero nada se logra sin esfuerzo, por lo menos hay que intentarlo.

Por eso este día esté dedicado a esas personas que se dejan la piel en su trabajo, que lo viven. Que siempre intentan aprender y crecer, porque trabajar de lo que a uno le gusta tiene sus frutos. Así que si tienes el honor de hacer lo que te gusta aprovéchalo, la mayoría de las personas trabajan de lo que pueden y no de lo que quieren, eres afortunado/a.


https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/736x/e9/68/93/e968936d77854e4450e89a1f31e24606.jpg


Lucía Albaladejo García

La chica del tranvía

El pasado miércoles las redes sociales ardieron con la noticia de "la chica del tranvía", por la cual un joven murciano había empapelado todo el centro de Murcia con la descripción de una chica que había visto en el tranvía un sábado por la noche.

Fuente: diario "20 minutos"

Nada más publicarse la carta, la prensa y las redes sociales se hicieron eco de la noticia, la cual no se ha llevado de la misma forma en ambos lugares. Los primeros, no han hecho otra cosa que presionar a la chica para quedar con este chico que, supuestamente, está locamente enamorado de ella. Las redes sociales, por otro lado, estaban llenas de opiniones opuestas: mucha gente decía que se trataba de acoso en toda regla mientras que otras personas lo encontraban romántico. 

Personalmente, me posiciono con aquellas personas que dicen que es acoso: la chica rechazó al chico cuando este le hizo señales para que se bajara con ella; entonces, ¿por qué seguir insistiendo? Por algo tan simple como tener interiorizada esa idea de amor romántico que nos vende el cine, donde si un chico pone una carta anónima diciendo que está locamente enamorado de una chica que acaba de conocer, esta cae rendida en sus brazos. 

Creo que debemos quitarnos todos esa idea de "amor romántico" que nos ha vendido el cine, porque salir a la calle un día y encontrar la ciudad empapelada con cartas anónimas dando tu descripción y lo que hacías en ese momento en el tranvía no es romántico, es siniestro. 


Victoria García Magro 

domingo, 30 de abril de 2017



Hace unos días salió una noticia de una menor de edad (13 años concretamente, es decir, una niña) que había sido ingresada en el hospital tras haber ingerido media botella de ron en 45 minutos.
Cuando los servicios de emergencias llegaron al lugar tras haber sido alertados, se encontraron a la joven en estado de semiinconsciencia, con una intoxicación etílica grave.
Se trata de un tema que a mí particularmente me impresiona mucho, porque soy consciente de los posibles motivos que llevan a las personas a este extremo, más aún si pensamos en estas edades: cierta inseguridad, presión de grupo, problemas familiares o medianamente graves que llevan a la necesidad de querer olvidar, etc. Y por esto, además de por las consecuencias a nivel físico, me apena.
A pesar de las causas que lleven a esto, yo pienso que no pasaría si los padres de los menores estuviesen más pendientes de las conductas, problemas y preocupaciones de sus hijos, de sus círculos; si enseñasen comportamientos y hábitos saludables, etc. Pero se trata solo de una opinión personal.
Esto no es un hecho aislado, sino una realidad que está presente, puesto que las encuestas sacan a la luz cifras tan asombrosas como la del 2015, cuando al menos 5.000 menores fueron atendidos por intoxicación etílica por los servicios de urgencias en España.
Tanto por la relevancia del tema, como por mi interés por este, me apetecía mucho y creía prácticamente necesario crear una entrada y compartir mi reflexión sobre este asunto.


Beatriz Aguilar-Galindo Rodríguez
Rescata tu niño interior

El otro día las compañeras hablaron sobre el niño interior que tenemos dentro, vistieron a Pilar como está en su foto de portada de su blog y la verdad que se parecía mucho el peto con las rayas, el peinado de las coletas y el sombrero mexicano estuvo muy bien. Pilar al principio de curso puso mucho hincapié en que hay que cuidar a nuestro niño interior que está herido y hay que tenerlo en cuenta en nuestro día a día. Las compañeras pusieron la canción de Peter pan que habla de este tema, que el amor calma al niño interior pero en cambio como que el cantante quiere deshacerse de él, piensa que necesita que se vaya para poder seguir creciendo y  quiere vivir en paz porque se piensa que sin su niño interior estará mejor pero yo no lo creo.
He encontrado un vídeo en Facebook en el que aparecen unos castillos hinchables en Bélgica para adultos. Este tipo de iniciativas ayudan a nuestro niño interior a divertirse como lo hacía cuando éramos pequeños. Quién ha dicho que los juegos para 'niños' no sirvan para divertirnos a nosotros como adultos! (adecuados a nuestro peso claro 😏). 


Hay que sanar a ese niño herido que tenemos cada uno de nosotros dentro ya que nos influye en nuestra vida adulta. Muchas veces nos puede ayudar incluso hablando con él, preguntándole qué le pasa. Hay que apoyarle y tratarle como nos gustaría que nos hubiesen tratado en nuestra niñez, hay que jugar con él, ir a sitios como este por ejemplo de los hinchables, a parques y tirarnos por toboganes, montarnos en columpios, consentirnos caprichos que no tuvimos... Todos tenemos la necesidad de volver a ser niños de vez en cuando y no es malo, no es que seamos inmaduros sino que estamos dejando que nuestro niño interior salga y se divierta. Por ejemplo en nuestro ámbito de maestras o cuando seamos madres y padres y tengamos niños en el aula en el caso de las profes o en casa en el caso de los padres, y juguemos con ellos también saldrá el niño que llevamos dentro, podremos empatizar mejor con nuestros peques y jugar con ellos como si fuéramos uno más y los niños ni notarán la diferencia de edad. 😃



                                                                                                           Marina Ruiz Cerezo


martes, 25 de abril de 2017

La depilación

Hace poco leí la noticia de una culturista que decidió dejar de depilarse y, tras un año haciéndolo, decidió subir fotos de sus piernas a Instagram, lo que acarreó un montón de comentarios denigrantes por parte del sector masculino que consideran que por el hecho de no quitarse el pelo de su cuerpo es menos mujer que la que lo hace.

Imagen extraída de vozpopuli.com

Es increíble como, en pleno siglo XXI, la mujer aún tenga esa presión social de estar bella y perfecta y eso supone no tener un solo pelo en lugares que no sean la cabeza o las cejas. Cuando un hombre no se depila no pasa nada pero, si lo hace una mujer nos encontramos con comentarios tipo: "pareces un tío"; "eres una guarra", etc. Porque, extrañamente los pelos en las piernas, pubis y axilas sólo son antihigiénicos si eres una mujer. 

Nos han presionado desde que éramos niñas para depilarnos con argumentos tipo "las mujeres no deben tener pelos" que preferimos soportar el dolor que produce la cera, los cortes que te hacen las cuchillas y maltratar nuestra piel a cambio de que no ser rechazadas, sin embargo, el pelo es natural y cumple una función: protege la piel. Está demostrado que sudas menos con pelo que sin pelo, por el hecho de que la piel cuenta con su protección natural contra las bacterias que producen los malos olores. Lo mismo ocurre con el vello púbico, el cual está demostrado que protege de infecciones y ayuda en las relaciones sexuales evitando la fricción en la piel. 

Hay algo claro: deberíamos ser nosotras y no la sociedad las que escogiéramos depilarnos, ya que es nuestro cuerpo y por lo tanto, nuestra elección.



Victoria García Magro 

















lunes, 24 de abril de 2017

Pinta Malasaña


Ayer domingo 23 de abril además del día del libro, también se celebró el concurso "Pinta Malasaña", el cual se lleva realizando dos años. 

"Pinta Malasaña" es una iniciativa que nació hace un par de años, con la que se pretende hacer ver que el arte urbano no solo es destructivo como mucha gente se piensa. Como dijo Laura Cancho, componente del dúo artístico multidisciplinarias "Las Pléyades", para el periódico El mundo "A la gente que va por la calle y encuentre nuestras obras se les abrirá una puerta para que valoren el arte urbano y no lo vean como una agresión al espacio, sino como algo que quiere comunicarse con el espectador". 

En esta segunda edición han participado 100 artistas que durante todo el día de ayer debían realizar su obra en persianas de locales, paredes, cristaleras o puertas. Esta iniciativa fue organizada por el periódico local "Somos Malasaña" y el colectivo Madrid Street Art Project, convirtiendo así a este barrio madrileño por segundo año consecutivo en el epicentro del arte urbano. 


Los artistas, además de hacer disfrutar a los viandantes, compitieron por tres premios en metálico por un valor total de 1300 euros, por lo que fueron fallados por un jurado de expertos en el tema. Además existía una modalidad paralela que elegía cual era al mejor cierre de bar, es decir, se elegía la mejor obra de arte hecha en una persiana de cierre de un bar, cuyos cinco ganadores compitieron por un premio en metálico por valor total de 1100 euros.

Es una gran iniciativa ya que, cambia la imagen de las calles, las embellecen, las transforman, al menos por un día, en galerías de arte al aire libre. Para la ilustradora Virginia Montesinos esta iniciativa es "una fiesta de color" y no le falta razón.



Los artistas que participaban no solo eran de España, muchos de ellos venían de países como: Francia, Italia, Mejico o Reino Unido. Algunos de ellos son ya artistas reconocidos dentro del mundo del arte urbano como Maite Ortega, Nuria Toll o Jonipunto, entre otros. Ningún artista tiene el mismo estilo que otro, por lo que hubo gran diversidad de técnicas, estilos y temáticas.

Además de ver como los artistas creaban sus obras, también pudimos disfrutar de actividades como un concurso para jóvenes graffiteros, demostraciones de body painting, un photocall, música de dj´s en directo, etc.

                                      


Cuando te dicen Malasaña, a tu mente viene un barrio moderno, con un buen ambiente, con gente más bien bohemia (pintores, escritores, fotógrafos...), y con iniciativas como estas ahora entendemos el porqué. 

Aquí podemos ver el antes y el después de una obra con gran realismo.

Una de las cosas que más han destacado los organizadores de esta edición, es el gran número de artistas femeninas en comparación con el año pasado y de participantes menores de 35 años.

Para terminar os dejo con algunas de las fotografías que hice ayer de las muchas obras que pudimos ver. 










Esther Santofimia Garrido 

Arte urbano

El arte es la manera que mucha gente tiene de expresar todo aquello que siente, ya sean pensamientos o emociones. Según un estudio que leí hace poco, todas las personas van a utilizar el arte como forma de expresarse al menos una vez en la vida. Pero, ¿que pasa cuando toda la sociedad necesita decir algo pero nadie la escucha?, ¿cuando el pueblo se siente ignorado?, es entonces cuando nace el arte urbano. 

Entendemos como arte urbano todas aquellas expresiones artísticas que se representan en las calles ya sea como forma de protesta, como una simple representación artística de una cultura popular o tradicional de una zona concreta o simplemente de los movimientos sociales.

El arte urbano sirve de reflejo de la sociedad que vive en esa zona y se encuentra en lugares públicos, normalmente muy transitados, por lo que logra sorprender a los espectadores. Suele tener un mensaje llamativo que critica a la sociedad con gran cargar irónica e invita a la lucha social, critica la política o simplemente invita a la reflexión. 

El arte urbano se sirve de todo lo que la ciudad posee, por lo que puede aparecer en distintas variantes: graffiti, teatro o música calleja, etc. Se han desarrollado para ello muchas técnicas de expresión artística  como son plantillas, posters, pegatinas, murales o vinilos, entre otras. Las ciudades con mayor importancia en este tipo de arte son Nueva York, Londres, Berlín y Mejico DF. Pero no hace falta irse muy lejos para ver arte urbano. Ayer mismo pudimos disfrutar de él en plena Puerta del Sol.



Como podemos ver en la foto, en esta ocasión el arte se ha realizado a través de vinilos pegados en un autobús, por lo que el arte urbano también es desplazable. Así puede llegar a más sitios y captar la atención de más gente.

No se puede negar que es arte en sí mismo, no solo por el realismo de los dibujos, sino por la idea y como logra llamar la atención de todo el que lo ve. Además de intentar transmitir un mensaje, que está más que claro, también contiene una frase reivindicativa. 


Para terminar os dejo con alguna foto de detalles del #tramabús, como lo han llamado sus autores.




 Esther Santofimia Garrido


                                                                                                                      


domingo, 23 de abril de 2017

¡Feliz día del libro!

Hoy es uno de mis días favoritos del año, ¡23 de abril, el día del libro!

La fecha para celebrar el día de las letras no se puso por casualidad, sino que se estableció debido a que los autores Miguel de Cervantes y William Shakespeare murieron un 23 de abril; además, en Cataluña, coincidiendo con la festividad de San Jorge (o Saint Jordi) celebran esta fiesta con la preciosa tradición de regalar un libro y una rosa.

Siempre he tenido un libro en la mano, desde que era pequeña me ha gustado sumergirme en historias de todo tipo, ya fueran de brujas, princesas, mundos mágicos, distopías o historias de amor; creo que la lectura no sólo puede hacerte pasar un buen rato y evadirte de la realidad, sino que también puedes aprender muchísimas cosas de forma amena y sencilla.

Algo que me pasó en la carrera que estudiaba antes, la cual era Estudios Hispánicos, fue que todos los que estaban allí consideraban que nadie era un verdadero lector si no leía los clásicos de la literatura española, y yo me pregunto, ¿quién es un verdadero lector? Personalmente, para mi un verdadero lector es aquel que lee por gusto y no por obligación, ya sean tebeos, cómic, a Miguel de Cervantes o las novelas juveniles actuales.

Por desgracia, hace poco leí una noticia que decía que los jóvenes de España leen cada vez menos, lo que me llevó a preguntarme: ¿qué estamos haciendo mal para que esto sea así? ¿No será que el precio de los libros es excesivamente caro en algunas ocasiones? ¿No será que, después de tantas lecturas obligatorias en el colegio los jóvenes están, simplemente, hartos de leer? Pienso que, si en los coles e institutos dejaran a los niños libre elección de lecturas, estos tendrían muchísimas más ganas de leer.

Finalmente, me gustaría despedirme con una frase de George R.R.Martin, autor de la saga de libros Canción de Hielo y Fuego. 

"Un lector vive muchas vidas, aquel que no lee sólo vive una" 

Victoria García Magro 

miércoles, 5 de abril de 2017

La evolución de las Princesas Disney a través de la música

El otro día leí un reportaje en Buzzfeed (podéis leerlo pinchando aquí) en el que ordenaban a las princesas Disney de la menos a la más feminista, esto me llevó a preguntarme ¿no son las princesas una representación de la sociedad en la que fue producida la película? Mientras me hacía esta pregunta estaba escuchando música y pensé: siempre se ha hablado de la evolución de las princesas por lo que enseña la película, pero, ¿no son las canciones precisamente el punto fuerte de las mismas?

Tras hacerme esa pregunta me dispuse a buscar y analizar todas las canciones principales y encontré bastantes cosas sobre el carácter de cada princesa, algo que va más con la época en la que se creó la película que con la época en la que está ambientada la misma.

Blancanieves 

La primera princesa Disney data de los años 30, una época en la que la mujer era considerada como un objeto que sólo sirve para tener hijos y poco más. Esto es lo que refleja la canción: un día mi príncipe vendrá/ y me llevará a su palacio de pasión. Blanca ha tenido que huir de su madrastra pero, en lugar de intentar hacerla frente, espera a que su príncipe venga, la rescate, y se la lleve lejos de allí.

Cenicienta y Aurora





Tanto Cenicienta como Aurora pertenecen a los años 50, una época en las que las mujeres ya podían tener trabajo pero, a la vez, era algo que no estaba muy bien visto. Ambas princesas hablan en sus canciones de soñar, soñar con una vida mejor en la que no tengan que trabajar, soñar con ese amor que las podrá mantener. Sin embargo, cada princesa es diferente: Cenicienta, por un lado dice que, si el amor es el bien deseado/sin duda se puede cumplir mientras que Aurora es más directa con su canción Eres tú el príncipe azul que yo soñé. 

Ariel


En los años 80 la mujer comienza a rebelarse contra el estigma que siempre ha llevado: no son sólo simples "objetos" que sólo sirven para limpiar y tener hijos, sino que son mucho más, por eso Ariel no es la típica princesa que hace caso a su padre por encima de todo, sino al contrario: ella se rebela, quiere salir, explorar el mundo, pero no se conforma con otra parte del mar, no, Ariel quiere salir al exterior, donde sabe que no estará su padre para prohibirla, ella quiere conocer ese lugar que es extraño para ella (con mis preguntas y sus respuestas/ ¿Qué es fuego?/ ¿Qué es quemar?) sin tener prisa por regresar a casa (¿Cuándo me iré?/ Quiero explorar/ sin importar cuando regresar)

Bella, Jasmine, Pocahontas y Mulán
Las cuatro princesas pertenecen a la década de los 90, una época donde la mujer, podía trabajar y hacer lo que quisiera, siempre y cuando acabara casándose para tener hijos. Esto es algo que las une: las cuatro quieren ser libres y ninguna tiene planes de matrimonio a corto plazo. 


El primer ejemplo es Bella, la cual ya de por si es considerada como la rara de la aldea por su afición a la lectura. Cuando Gastón (el hombre más deseado del pueblo) la pide matrimonio ella lo rechaza; Bella quiere vivir aventuras y el matrimonio, aún, no está en sus planes. 



Jasmine es la única princesa Disney que no tiene película propia, sino que es la co-protagonista de una película protagonizada por un hombre, Aladdin. La joven es el claro ejemplo del pensamiento masculino en esta época: ella no quiere casarse con alguien a quien no ama, pero llega Aladdín y mágicamente se enamora de él, en este caso, ella quiere ser libre, pero conoce a un hombre, se enamora y sólo piensa en estar con él. Es el contrapunto del resto de las princesas de esta época. 



Pocahontas es un espíritu libre, sin embargo, al ser la hija del jefe debe casarse con un hombre para poder mantener la estabilidad en la tribu. Ella no sabe qué hacer, quiere ser libre, pero tampoco quiere desobedecer a su padre, algo que se ve en uno de los versos de la canción: He de ignorarlo/por un hombre que me dé seguridad/ a pesar de lo que me diga mi alma.



Mulán es, lo que mi madre llama, "un culo inquieto": la ha tocado vivir en la China Imperial y sabe que tiene que casarse para honrar a su familia, sin embargo no es capaz de comportarse de la forma adecuada para una mujer, la propia canción lo dice: lo sé bien/no seré jamás/una esposa más/una buena hija. Pero además, Mulán es considerada como la primera princesa feminista: no sólo no es capaz de encontrar marido (algo que debía hacer sí o sí) sino que se hace pasar por hombre para meterse en el ejército y ella sola salva un país entero. 

Tiana, Rapunzel, Mérida, Elsa, Anna y Vaiana
Las últimas princesas son ya del año 2009 en adelante. Actualmente la mujer se ha liberado de esas "cadenas" que la sociedad les ha impuesto durante toda su vida (aunque aún hay un camino bastante largo para la igualdad total); por lo que las princesas de ahora ya no buscan el amor, sino la aventura, ser felices. Aunque en algunas aún está presente la historia de amor, esta queda siempre relegada a un segundo plano. 



Tiana es la princesa que más a pasado desapercibida de todas y eso que es pionera en bastantes cosas: en primer lugar es la primera princesa Disney de raza negra, en segundo lugar quiere montar su propio negocio a pesar de vivir en los años 20 (época donde había un racismo brutal), en tercer lugar, la madre no para de insistir en que ella quiere nietos, ¿cuál es la respuesta de Tiana? Que ya llegará a ese punto. Finalmente, escoge sus sueños por encima del amor, incluso cuando ese amor viene de un príncipe. 



Rapunzel lleva toda la vida encerrada en la torre, lo único que quiere hacer es salir, explorar el mundo, la canción habla de ello: lo aburrida que se siente en la torre harta de hacer siempre lo mismo, Rapunzel quiere vivir, quiere ser libre. 



Mérida es la única princesa perteneciente a Disney Pixar y también la única que no tiene una película musical, por lo que la canción está en off. Mérida, al igual que ocurre con Pocahontas, es un espíritu libre y, cuando su madre realiza un torneo para ser ella el premio, la joven participa en el mismo luchando por sí misma. Mérida es fuerte, es independiente y no necesita a un hombre en su vida.



Elsa es considerada un icono feminista: tras estar toda su vida oprimida por unos padres que la ven como un bicho raro y en lugar de ayudarla a controlar sus poderes la ponen unos guantes y la dicen que tiene que aprender ella sola a controlarlos se ve al fin libre para hacer lo que quiera. Y, al igual que ocurre con Mérida, Elsa no necesita un hombre que la salve, ella sola se basta. 



Anna, por otro lado, sí responde a ese arquetipo de Princesa Disney: quiere enamorarse y casarse con alguien a quien acaba de conocer pero, ¿no será porque no le queda más remedio? Anna ha vivido en el castillo toda su vida, sin tener contacto con nadie, recordemos que Elsa estaba encerrada en su habitación intentando controlar sus poderes. Para Anna la única esperanza que le queda para poder hablar con alguien es casándose y que su esposo viva con ella en su castillo. 



Vaiana (o Moana en la versión original) es la última princesa: al igual que ocurre con Pocahontas, la joven tiene un dilema, sin embargo en lugar de casarse o ser libre el dilema que tiene es: "me quedo en la isla aprendiendo a ser una buena líder o cojo mi barco y me voy a explorar el mundo". Vaiana tiene sus inquietudes, es tenaz, es fuerte, es independiente y no sólo eso, es pionera en algo: es la primera princesa en la que no tiene presente el amor (salvo el de su familia) por ningún lado: no la quieren casar, no se enamora de nadie. Por primera vez, una mujer salva el mundo y salva al hombre.


Como conclusión final y viendo todas las canciones juntas tengo que decir que se ha producido una evolución tan grande en las princesas que si cogemos a Blancanieves y a Vaiana vemos que son completamente opuestas ya que entre una y otra hay más de 70 años de diferencia y en todo ese tiempo el papel de la mujer ha variado muchísimo algo que ha sabido representar Disney a través de las princesas y de sus canciones.


Victoria García Magro 








domingo, 2 de abril de 2017

Body Positive

El pasado viernes en clase tuvimos que ir vestidos de un color en concreto por grupos, al nuestro le tocó el negro y en la exposición una de las frases que dije fue: "el negro es un color que, si eres gorda, te estiliza". No le di mucha importancia, pero al día siguiente, cuando me levanté no dejaba de darle vueltas a la cabeza a esa frase. Nos han inculcado tanto que, para ser bella, hay que estar delgada que para mi la palabra "gorda" no es un adjetivo que define un tipo de cuerpo, sino un insulto horrible.

Tras esto recordé que una amiga mía, en sus redes sociales, tiene puesto que ella es "body positive" (cuerpo positivo en español) así que busqué en internet lo que era: el "Body Positive" es un movimiento que busca la aceptación de cada persona, es decir, que cada uno de nosotros sepamos que nuestro propio cuerpo es único y como tal es perfecto.

Me pareció una idea preciosa y, además, aunque la mayoría de los seguidores de este movimiento son mujeres, puesto que somos nosotras las que más estamos sometidas a esos cánones de belleza, también está dirigida a hombres ya que, aunque no nos demos cuenta de ello, ellos también sufren una serie de cánones.



Para finalizar me gustaría decir que, ojalá, algún día no necesitemos de estos movimientos porque todos hallamos aprendido a creer que somos preciosos. Ojalá algún día desaparezca estos absurdos cánones de belleza, porque todos y cada uno de nosotros somos perfectos a nuestra manera.


Victoria García Magro 

miércoles, 29 de marzo de 2017

Compañerismo VS Competitividad


Este lunes hablamos en la asamblea sobre un mensaje que llegó a los profesores sobre las numerosas quejas de nuestro grupo de clase, sobre esto había diferentes opiniones tanto de compañeros que se sorprendían de este hecho como compañeros que creían que no había suficiente confianza en el grupo para hablar sobre este tema, o incluso llegamos a pensar que podía haber sido un error. Además, ese día me tocó vestir de negro y opté por una camiseta negra de encaje que en realidad traía su historia detrás, una historia de todo menos de compañerismo.

En mi colegio todos los años se celebraba un día dedicado al fundador del colegio en el que cada clase realizaba un baile sobre la temática que tocara ese año. Cuando estábamos en primaria todos participábamos en el baile y con todos se contaba a la hora de elegir la canción, la coreografía, el vestuario…la idea era sobretodo pasarlo bien entre todos, pero esto al llegar a la ESO cambió totalmente. Había gente de cada clase que decidía por todos los de su clase, la mayoría de las veces sin tenerlos en cuenta. Eso pasó durante casi toda la ESO, triste pero cierto, ya no era diversión parecía obediencia a un determinado grupo, por lo que dejaron de participar compañeros.

Ese año fue el que más noté que cinco personas decidían por treinta. Esas cinco personas decidieron que sería muy creativo poner en la coreografía ciertos pasos de baile en los que ellas resaltaran mientras todos los demás hacíamos otros pasos en segundo plano, eso se dejó pasar pero a la hora del vestuario (que normalmente se compraba) decidieron que todos iríamos de negro, los chicos de traje y las chicas con una falda negra, medias negras y una camiseta negra, la diferencia era que esas cinco chicas habían decidido que llevarían una camiseta negra de encaje (e incluso algunas un sombrero de copa dorado) mientras que el resto llevaría una camiseta negra rota. Sí, rota. Cuando me enteré fui con una amiga a hablar con ellas porque no me parecía lógico ya que no iba a comprar una camiseta para romperla, pero ellas lo tenían muy claro iba a ser así y ya está. Casualidad que ellas iban a llevar una camiseta monísima de encaje y nosotras todo lo contrario. Aunque parezca mentira el resto de chicas no puso ninguna pega en tener que romper una camiseta, pero cuando hablé con ellas tampoco les gustaba la idea y aun así la llevaron rota. ¿Quién lo había elegido? ¿Por qué había que hacer lo que un grupo minoritario quería? ¿Por qué si nosotras éramos las que las íbamos a llevar puestas no podíamos elegir qué llevar?

Esas chicas no atendieron a razones y quisieron imponer lo que ellas querían, ¿con qué finalidad? No lo sé, quizás era más fácil destacar de esta manera. Lo que tengo claro es que eso no es compañerismo, cuando se trata de un grupo la opinión de todos cuenta por igual y se valora; las cosas se hablan, se atiende a razones, se decide entre todos y esa decisión se respeta. Cuando no hay mayoría absoluta unos ceden pero después les toca ceder a los otros, eso es un grupo de verdad. Admiro mucho a esas personas que saben liderar a un grupo de esta forma porque no es nada fácil, tener tanta gente con tantas opiniones diferentes (si no estás dispuesto a hacerlo no lo hagas, menos para tu propio beneficio si se trata de todos), pero siempre se puede llegar a una solución en la que esté de acuerdo el grupo entero y no solo los que lo “lideran”, ¿o acaso eso no era lo que hacíamos cuando éramos pequeños, genuinos?

Esta es la historia de mi camiseta negra de encaje, una camiseta que cuido y guardo con mucho cariño. La prueba de que confió en mí, de que valoro mi opinión y me valoro como persona más de lo que pienso. Y aun siendo negra a ojos de todos, para mí tiene un color especial: el color del coraje, del no dejar que te impongan las cosas sino luchar por lo que de verdad crees.

Como conclusión, creo que deberíamos  trabajar esa unión como grupo en cualquier ambiente porque cuanta más unión más confianza habrá para contarnos los problemas que podamos llegar a tener entre nosotros y poder ayudarnos, llegar a soluciones juntos. Siempre se trata de sumar y entre todos, todos juntos, sumamos mucho más que cada uno por separado.

Lucía Albaladejo García

martes, 28 de marzo de 2017

La clase de ayer, fue sin duda la más divertida, alegre y colorida. Exceptuándonos a nosotras, ya que se dice que el negro en realidad no es un color, sino la ausencia de todos ellos.



Cada grupo debía vestir un conjunto monocromático, llevar comida de ese mismo color, una canción que te evocase ese color o que hablase de el, un objeto importante para cada miembro del grupo, etc. Nosotras fuimos de las primeras en escoger color, y la verdad no lo pensamos mucho, teníamos muy claro que queríamos ir de negro, no solo por lo fácil que era encontrar ropa y música de este color sino porque a algunas integrantes del grupo les gusta llevar siempre algo negro a la hora de vestir, les da seguridad. De hecho, todas nosotras fuimos vestidas así en el tren, sin ningún problema, aunque hubo en algunos casos que la gente pensó que eramos góticas.

Cuando la gente piensa en el color negro siempre le vienen a la mente cosas tristes, oscuras o negativas, como pueden ser los entierros (por el luto), los gatos negros (por la mala suerte), las tribus urbanas o grupos sociales como los góticos o los emos, etc. Tan negativo lo consideran en algunos países como la India, Malasia, Sri Lanka, Tailandia... que prefieren optar por el color blanco a la hora de los entierros, ya que consideran que el negro atrae la mala suerte, tanto aquí como en el más allá. Por ello, para celebrar bodas en vez de blanco optan por colores vivos como rosas o azules, ya que son más alegres y no tan espirituales.

También leímos artículos en los que explicaba que la gente que viste de negro suele ser gente muy segura de si misma, con muchísimo carácter, empeño, genio, etc.,  o por el contrario gente que no lo es tanto y quiere dar esa impresión ante el mundo. Suele ser gente misteriosa e intrigante, que por muy abierta que sea, siempre guarda algo que no enseña a todo el mundo. Les sirve en ocasiones como barrera contra el mundo, suele ser la manera de protegerse de todo aquel que le ha hecho o que sienten que les va a hacer daño, aporta confianza.

Además es un color que depende de con cual se convine da unas sensaciones u otras. Por ejemplo, unido al amarillo es lo peor, pues unes el color de la muerte con el de la mala suerte; junto con el morado o lila que es el color de la magia se considera que es la magia negra, lo oculto; y con el rojo que es la pasión, se considera que esa persona es sexy, pues mezcla elegancia con sensualidad.

Antiguamente solo se vestían de negro las familias de alta sociedad en entierros o si eran viudas/os, pues la clase obrera debía ir de marrón para marcar la distinción. Pero a partir del año 1400, más o menos, se empezaron a ver vestidos de gala y otras prendas más de diario. Se empezó a considerar como símbolo de la elegancia . Su máximo esplendor llegó de mano de la diseñadora francesa Coco Channel, la cual sacó colecciones en las que las prendas eran todas negras, el famoso "little black dress" y que ella misma defendía a diario por la clase, decía que vestir de negro era sinónimo de distinción, gracia y estilo, palabras que posteriormente han repetido grandes diseñadores como Christian Dior, Gianni Versace y Donna Karan entre otros.

En cuanto a nuestra puesta escena, todo el grupo fue vestida de negro de pies a cabeza; conseguimos encontrar platos, vasos y servilletas de nuestro color; de comida llevamos moras, gominolas negras, chocolate negro y mucho regaliz; y para nuestra canción decidimos poner "La camisa negra" de Juanes, aunque también pensamos en el heavy y rock and roll, ya que esos géneros evocan cosas oscuras (negras).



Pero lo bonito de ayer no fue el hecho de que cada grupo representara un color, sino el ver todos esos colores unidos.


Negro, blanco, rojo, rosa, verde, rojo, marrón, azul, gris, violeta, amarillo y naranja.



Por último comentar el look de Pilar, que para que no desentonara con nosotros la vistieron de pintora. Un conjunto muy original, ya que parecía la artista y nosotros toda la gama de colores de su paleta. Por tanta originalidad le damos un 8. 


Y darle las gracias a Rita por venir a vernos, al igual que a la Kiara la perrita de Laura Barroso.

Esther Santofimia Garrido